Pequeño dodecaedro estrellado

Descubierto por Johannes Kepler, consta de 12 caras pentagrámicas (estrellas regulares de 5 puntas) cruzadas, con cinco pentagramas coincidentes en cada vértice. Es por tanto un poliedro regular no convexo, uno de los cuatro sólidos de Kepler-Poinsot. También puede verse como un dodecaedro aumentado con 10 pirámides pentagonales, cuyas aristas son prolongación de las del dodecaedro. Los vértices de las puntas forman a su vez un icosaedro.