Polígono de frecuencias

Aunque se utilizan menos, los polígonos de frecuencias son otra forma de representar gráficamente distribuciones tanto de frecuencias como de frecuencias relativas. Para construir un polígono de frecuencias señalamos éstas en el eje vertical y los valores de la variable que estamos midiendo en el eje horizontal, del mismo modo en que se hizo con el histograma. A continuación, graficamos cada frecuencia de clase trazando un punto sobre su punto medio y conectamos los puntos sucesivos resultantes con una línea recta para formar un polígono (una figura con muchos lados). ¿De qué manera podemos convertir un polígono de frecuencias en un histograma? Un polígono de frecuencias es sólo una línea que conecta los puntos medios de todas las barras de un histograma. Por consiguiente, podemos reproducir el histograma mediante el trazado de líneas verticales desde los límites de clase (señalados en el eje horizontal) y, luego, conectando esas líneas con rectas horizontales a la altura de los puntos medios del polígono. Los histogramas y los polígonos de frecuencias son similares. ¿Por qué necesitamos ambos? Las ventajas de los histogramas son: 1. Los rectángulos muestran cada clase de la distribución por separado. 2. El área de cada rectángulo, en relación con el resto, muestra la proporción del número total de observaciones que se encuentran en esa clase.

34. Puedes cambiar los datos de la tabla para ver como cambia la grafica